La Reconquista cap. 14 Castilla y León de Fernando I a Urraca I

El reparto de los dominios de Sancho Garcés III de Pamplona, el Mayor, a su muerte el 18 de octubre de 1035, es considerada un hito en la historia política de los reinos cristianos de la España medieval porque de él nacieron dos nuevos reinos, los de Castilla y Aragón llamados a jugar papeles históricos de primera importancia a pesar de sus modestos orígenes. Sancho el Mayor siguió la práctica de la dinastía pamplonesa consistente en considerar el reino como una heredad cuyo territorio podía repartirse entre los hijos sin que ello significara la paralela división de la potestad real sobre el conjunto del territorio, que seguiría correspondiendo a un hijo, normalmente el primogénito. Así sucedió en 1035, correspondiendo a García la intitulación de “Rey por la gracia de Dios” y Pamplona, sede del reino, con un territorio navarro ampliado gracias a las tierras ganadas a Castilla. Ramiro, hijo bastardo, heredaba Aragón y Gonzalo Sobrarbe, aunque ninguno de los dos se titularía rey al principio. Algo parecido ocurrió en Castilla, cuyo heredero, Fernando, la recibió con el título de condado y sólo después de conquistar el trono de León se intitularía rey.

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s